5 jun. 2010

Comunicado

Día Mundial del Medio Ambiente

Como cada 5 de junio, vemos tristemente cómo pasa el renombrado día mundial del medio ambiente. Sin festejos ni ovaciones, sin honores ni cuidados. El medio ambiente sigue resistiendo tras siglos de maltratos y saqueos.

Él resiste, como resisten los argentinos y las argentinas que día a día reclaman por un ambiente sano, por la no contaminación de las aguas, de la tierra y de la vida. Aquellos y aquellas de los que nunca escuchamos, de los que los medios de comunicación se olvidan, a los que les dan la espalda porque no entienden su pedido. O no quieren entenderlo.

La mega minería sigue haciendo estragos en nuestro país. Aquellas leyes crueles y entregadoras, siguen vigentes. ¿Qué pasa que no se cuestiona que se sigan arrastrando las mismas políticas neoliberales que se sucedieron en los años 90? Se llevan el oro y la plata, como hace 500 años, dejándonos contaminación y pobreza.

La sojización sigue arrasando los campos y la diversidad de cultivos. Ya no hay tierras para el ganado y probablemente en unos años, con este modelo económico, ya no habrá tierras fértiles aptas para el cultivo mismo.

Las fumigaciones no discriminan entre soja y animales, entre malezas y personas. Todos y todas por igual, contaminados y contaminadas por los siglos de los siglos. Con todas las consecuencias que aquello trae: abortos, problemas respiratorios, malformaciones, cáncer y muerte.

¿Es ESTE el Modelo Económico que queremos?

Desde el Movimiento Estudiantil SUR queremos un medio ambiente sano, que nos dé las posibilidades a los argentinos y las argentinas de vivir dignamente. Donde el modelo económico sea acorde a las necesidades de todos y todas.

Queremos un país soberano, donde los recursos naturales estén al servicio del Pueblo y no de las transnacionales. Un país capaz de tener soberanía energética y alimentaria, donde la redistribución de la riqueza sea real y justa.

Como dijo Evo Morales: "El cuidado de la Madre Tierra también permitirá afrontar la pobreza si se generan instancias activas de participación de los pueblos”.

Movimiento Estudiantil SUR